Todos los caminos llevan a…

SITIOS INCREÍBLES


1 comentario

De extras en China

Ayer cuando llegué a casa mi compañera de piso me dice:
Federica: ¿mañana por la mañana estás muy ocupada?
yo: Bueno…tengo clase de 8:30 a 12:10…
Federica: ¡Ah! Es que me han propuesto hacer de extra para una película… Me han dicho que lleve a una amiga y he pensado en ti. Nos recogen, nos llevan allí, nos dan la comida y nos pagan 150 yuan.

Y así nos hemos convertido en actrices por un día 🙂
2
Ha sido divertido y una experiencia para recordar. Hemos llegado al estudio y estaba todo preparado como para un banquete de boda, aunque esto no era una sorpresa. Ya sabíamos que teníamos que ir vestidas como para una boda, aunque aquí no teníamos nada para ponernos y hemos tenido que improvisar (no nos compramos un vestido para hacer de extras, jejeje)
Luego nos hemos sentado en una mesa y más tarde han venido los actores que hacían de novios y padrinos y se han sentado en nuestra mesa. ¡¡Éramos importantes!! Estábamos en la mesa de los novios 😉
A mi lado estaba el “padre” de la novia que resuta que es bastante famoso pero yo estoy convencida de que no lo he visto en mi vida, o lo he visto pero nunca me he fijado. Se llama Aki Aleong y por lo visto ha hecho un montón de cosas, aquí podéis ver quién es.

movie star
Hemos comido con los novios, brindado varias veces, nos hemos hecho fotos con la novia, nos levantábamos cuando entraban los novios, aplaudíamos y levantabámos las copas. Ese ha sido nuestro trabajo. Pero aún no he entendido qué pintábamos allí y además con los novios. En total había 4 mesas: 2 con chinos y 2 con extranjeros (la nuestra y otra), lo más normal siendo una boda china sería que la gente que se sienta con los novios sea china, ¿no?
Tampoco hemos llegado a entender como se llama la película, ni de qué va, ni cuando la estrenaran; sólo sabemos que el director se llama Henry Luk.
Pero para mi el momento más divertido o extraño ha sido este de la foto

IMG-20141023-WA0004
Estábamos haciendo un descanso mientras la novia se cambiaba de vestido y todos nos estábamos haciendo fotos con Aki Aleong. Entonces ha entrado la novia y nos hemos puesto con ella para hacernos una foto. Cuando hemos terminado, una señora china nos ha pedido de hacer una foto. Al principio hemos pensado que era hacersela a ella con la novia pero no, era de nosotras con ella y con la novia. No sé porqué a los chinos les gusta hacerse fotos con extranjeros y/o hacer fotos a extranjeros. No es la primera vez que nos piden hacernos fotos con ellos o que nos hacen fotos pero es que esta vez me ha soprendido porque la señora me ha cogido de la mano como si me conociera. Me ha sorprendido mucho porque los chinos no son muy dados al contacto físico y menos con personas desconocidas, pero la mujer estaba la mar de feliz.
En definitiva, ha sido una experiencia que no me habría imaginado vivir en China. Y ahora estad atentos a la cartelera a ver si en el 2015 me veis en alguna peli!!

Anuncios

¡¡El Jamón de Teruel!!

6 comentarios

Jamón de Teruel (¿Francia?)

Jamón de Teruel

 

Esto me ha dolido en el corazón.

Yo que nací en Teruel, que de pequeña bailaba jotas me vino a la mente esa jota que habla de Agustina de Aragón:

“Y fue Agustina la más valiente que dio tres pasos y se puso al frente”

Pero a los chinos les ha dado igual, ellos han hecho a Agustina francesa (y mira que luchó contra ellos la mujer!!)

Ahora resulta que como en España siempre se dice que Teruel no existe, se lo han quedado los franceses 😉

¿Qué os parece?


3 comentarios

10 COSAS CURIOSAS QUE NOS HAN LLAMADO LA ATENCIÓN

Desde que estamos aquí no dejamos de sorprendernos por cosas que hacen los chinos y que para nosotros son totalmente extrañas. Aquí hago una selección de cosicas que nos han llamado mucho la atención y nos han hecho mucha gracia.

1. La colmena:

Esta colmena hecha con cajas de poliestireno estaba en un jardín público dentro de un recinto de un templo budista. Me llamó muchísimo la atención porque mi padre también tiene colmenas y  no pude evitar compararla con las nuestras. Pero además me llamó la atención porque estaba en un jardín, super cerca de la gente y sin ninguna señal que alertase de que había abejas cerca.

Imagen

2. Escribir en el coche:

No tengo ni idea de lo que pone en el coche. Pero cuando la vi me hizo mucha gracia. Pensé: ¿pondrá en chino “lava el coche,guarro”?

Imagen

3. Teclado:

Esta foto es del metro de Hong Kong, en la estación de Central hay un punto de internet gratuito.Esto me llamó la atención porque era la primera vez (y la única) que veía un teclado con los caracteres chinos. Me pareció guay 🙂

Imagen

4. La tabla periódica:

Esta foto la hicimos en un museo en Guangzhou. Igual que el teclado chino, me llamó la atención que tiene los símbolos de los elementos escritos como los aprendemos nosotros (O=oxígeno, H= hidrógeno, etc.) y también en chino. Que en realidad tiene lógica, porque cuando los estudiamos nosotros también están los nombres escritos en castellano debajo de los símbolos. Pero pensé: que difícil, tienen un carácter para decir Oro o Plata pero tienen que aprender que en química es Au o Ag (que para mi, hasta que no dí clases de latín no tenían ningún sentido)

Imagen

5. Las latas:

¡¡Se abren diferente!! La primera vez que abrí una y me quedé con la anilla en la mano pensé que la había roto, no ví que ya estaba abierta y pensé: ahora ¿cómo la abro? Y cuando miré, ¡¡la lata estaba abierta!! ¿Por qué hacen latas que se abren de diferente manera? Me pareció extraño y curioso, jejeje. Aunque también hemos encontrado latas como las nuestras. 

Imagen

 

6. Fútbol:

Aquí te encuentras a mucha gente con camisetas de equipos españoles (también italianos, ingleses…) Hay mucha gente con camisetas del Madrid y del Barça. Mucha gente sigue las ligas de fútbol europeas y conocen las ciudades por sus equipos de fútbol. Y claro, ver a un chino con la camiseta del Valencia CF me llamó mucho la atención. Hasta parece que estás más cerca de casa. 

Imagen

7. El chocolate:

Esto fue una gran desilusión. Compramos esto pensando que serían barritas de cereales con chocolate, ya que pone claramente Choco. Pues no. ¡¡Qué crueles son!! No llevan chocolate, nada, ni una pizca. Llevan aroma de chocolate o qué sé yo, que le dan un poco el gusto de chocolate, pero de chocolate tienen lo que yo de china. Y es que nos hemos dado cuenta de que a los chinos el chocolate no les hace mucha gracia.

Imagen

 

Cuando compramos estos pastelitos (los pasteles que comía Doraemon) yo pensaba que estarían rellenos de chocolate, he crecido pensando eso. Y hasta Doraemon me la ha jugado. No llevan chocolate. Llevan una especie de mermelada, una pasta dulce hecha de judías negras. 

Imagen

8. Pobre tortuga:

¡Se comen las tortugas! Hemos oído que comen carne de perro, que se come más al norte de China y que en esta zona no es común. Y además es como un manjar, es una carne muy cara. Así que, nosotros para asegurarnos compramos sólo pechugas de pollo, jejeje. Pero me llamó muchísimo la atención saber que se comen las tortugas. Ya las vimos en un restaurante que tiene peceras con todos los peces que puedes comer. Pides una, la sacan de la pecera y te la cocinan. Pero no las había visto nunca en un supermercado. Esta estaba en la sección de pescadería. 

Imagen

9. Andamios con caña de bambú:

Esta foto es de Hong Kong, aunque en Guangzhou también se encuentran este tipo de andiamos. Es más, son los únicos andamios que se encuentran. Los usan siempre, aunque sea para edificios de 30 plantas. Por lo visto, el bambú es muy duro y soporta bien el peso sin romperse. Pero, ¿existiendo andiamos de metal más resistentes por qué usan estos? Por lo visto tiene algo que ver con el Feng Shui, buscando una armonía entre naturaleza y ser humano.

Imagen

10. Paraguas:

A los chinos no les gusta el sol. No quieren ponerse morenos y para ellos que te dé el sol directamente es malísimo. Por supuesto, no toman nunca el sol y los bikinis que venden en las tiendas son una especie de falda-pantalón. E intentan ser lo más blancos posibles. Hay mujeres que hasta se maquillan con maquillajes más claros,algunas incluso dan miedo porque parecen muñecas de cera gigantes y ahora con el calor que hace, sudan y el maquillaje se derrite que parece que se están derritiendo.

Por eso, cuando hace sol sacan los paraguas para protegerse. A mi me hace mucha gracia. Pero por otra parte, pienso que van siempre preparados porque con este tiempo loco, igual hace un sol que se caen los pájaros de culo; que de repente se pone a llover como si fuera el diluvio universal. Así, haga el tiempo que haga, ellos llevan siempre el paraguas a mano. Supongo que tener una tienda de paraguas será un buen negocio.

Imagen


1 comentario

Señales

Imagen

Esta señal nos la encontramos un día al entrar en nuestro edificio. Estaba al lado de los ascensores para informar de algo que no se podía hacer. Se supone que las señales sirven para eso, ¿no? Pues esta a nosotros no nos informaba de nada, solamente entendimos que era algo que no se podía hacer porque se ve claramente que es una señal de prohibición.

Entonces, como buenos investigadores que somos (o que nos estamos volviendo aquí) lo primero que hicimos para averiguar que quería decir la señal,  fue hacer la foto y compartirla con la familia por el WhatsApp, jejeje. Y aquí las opiniones fueron de lo más diversas, pero la que se llevó el premio fue la respuesta de mi hermano.

Para Ana estaba muy claro, era prohibido tirar martillos 😛

Para mi después de esta respuesta la cosa ya quedaba más clara, era prohibido chafarse un dedo con un martillo; porque para mi se ve claramente salir la sangre del dedo.

Y Vicente dio con la clave, con la mejor respuesta. Para él estaba muy claro. Decía prohibido partir almendras.

La madre de Valerio tradujo lo que estaba escrito y la traducción le decía “prohibido parabolic”. Tampoco nos quedaba muy claro que era.

Al final preguntando a una amiga china, nos dijo que significa prohibido tirar cosas desde los pisos superiores. Y claro, teniendo en cuenta que mi edificio tiene 29 pisos, tiene sentido.

Aunque hay unos locos que tienen macetas en su ventana. Y con el mal tiempo que hace aquí, con tormentas y viento… si te cae una maceta desde el piso veintipico, te mata!!

Imagen

Tampoco me quiero imaginar que pasaría con este hombre que se subió a la barandilla del balcón a arreglar el aparato del aire acondicionado. ¡Sin arnés y lloviendo en el piso 22!

 Imagen

Hemos ido encontrando señales de lo más extrañas, en parques, en el metro, por la calle… Haré una recopilación.

¡Un saludo!


5 comentarios

Hacerte un masaje en China

Imagen

Ya me habían dicho que los masajes chinos eran duros. En las pelis siempre sale que parece que le están dando una paliza, pero hasta que no lo compruebas en tus propias carnes, no sabes lo que se siente.

¡Qué paliza me pegó la china! Yo no sé de donde sacaba tanta fuerza con lo pequeñica que era. No veía la hora de que terminase y además, como me hacía daño estaba en tensión todo el tiempo.

Al día siguiente parecía el Jorobado de Notre Dame con la chepa que me salió, porque de los golpes que me dio se me hinchó la espalda.

Vamos, que a ese sitio yo no vuelvo ni aunque me paguen. Lo único bueno es que nos hicieron el masaje a la vez en la misma habitación, pero sin música relajante ni nada. De vez en cuando hablaban entre ellas (en chino, claro) y se reían. Yo creo que se decían: yo a este le estoy pegando la paliza de su vida y la otra diría pues yo a esta ni te imaginas…

Pero ayer fue totalmente diferente. Para celebrar mi cumpleaños fuimos a un SPA y ya la cosa cambia. Aunque hoy me duele un poco la espalda y el cuello del masaje que me dieron, mereció la pena. Un masaje de 90 minutos por todo el cuerpo (hasta manos y pies) y con la música relajante.

El SPA genial, nada que ver con los de España.Al llegar te cambias y te dan una especie de pijama-kimono y unas chanclas, para pasearte por todo el SPA. Luego para la sauna, etc te lo quitas y te dan una toalla grande para taparte. Podías estar 24 horas y tenías más actividades incluidas además de la sauna, el baño turco o la piscina. Podías jugar a ping pong (ya os comenté lo importante que es aquí) Podías comer en el buffet libre; había un zumo de coco que me volvió loca, habría bebido sólo zumo durante todo el día. Podías ver una peli en el cine, aunque eran películas chinas estaban subtituladas en inglés. Podías ir al área de descanso que a mi personalmente me sorprendió muchísimo. Porque no sé como hacen a descansar allí. Eran salas super grandes llenas de butacas donde tumbarte y con una tele pequeña individual. Tú te puedes tumbar allí a ver la tele o beber algo o dormir. Pero no sé como consiguen descansar cuando tienes a cada lado a otra persona que ve otra película o habla por el móvil, o ronca porque se ha quedado dormida. No sé, yo allí no me quedé. Ví lo que era y me fui. Podias ir al gimnasio, aunque yo no fui.

La sauna, el baño turco y la piscina genial. Lo único malo es que Valerio tenía que estar donde los hombres y yo donde las mujeres; si hubieramos estado juntos habría sido perfecto. Pero claro…allí ibas todo el rato desnuda (en la sauna, la piscina, etc) aunque yo para la piscina me puse  mi bikini. En la sauna y el baño turco entraban a darte toallitas frías y agua (la verdad que se agradecía un montón) y a limpiar cada dos por tres. Y cuando salía e iba andando sólo tapada con la toalla grande, venían y me ponían una toalla pequeña en los hombros para secarme.

¡¡Todo detalles y todo perfecto!!

 


1 comentario

Nuestro vuelo

Imagen

Os voy a explicar el vuelo para llegar a Guangzhou, para la gente que se quiera animar a venir a China. Nuestro vuelo… ¡¡fueron en realidad 3 vuelos!!

Primero cogimos un vuelo de Brindisi a Roma que duró 1 hora más o menos. En Roma estuvimos esperando varias horas para coger el vuelo que nos llevaba a Pekín. Y este vuelo para mi fue matador. Fueron unas 10 horas de vuelo hasta Pekín que se me hicieron interminables. La parte positiva es que viajábamos de noche y nos apagaron las luces para dormir. Pero aún así me despertaba, estaba incómoda y hubo un momento que hasta me bajó la tensión y estaba fatal.  Luego en Pekín teníamos una hora y media para hacer escala y coger el último avión que nos llevaba a Guangzhou. Así que teníamos que ir rápidisimo a pasar los controles del pasaporte y buscar la puerta de embarque del siguiente vuelo en el aeropuerto de Pekín que no es pequeño precisamente. Los controles fueron 2. En el primero te miran el pasaporte, te lo cuñan como que ya has entrado en China y se quedan el papel que has rellenado con tus datos personales (este papel te lo dan las azafatas en el avión). Yo como en el pasaporte tengo el pelo corto y ahora lo llevo largo, además de la cara de echa polvo que tenía después del vuelo, me preguntó si la del pasaporte era yo. Pregunta retórica porque si no fuese yo no le iba a decir que no era yo… El segundo control te cuñan el billete y miran el cuño del pasaporte.

Y por último, el vuelo a Guangzhou que duró más o menos unas 3 horas.

Cuando llegamos a Guangzhou super cansados ya y con ganas de llegar a casa, nos encontramos con que nos faltaba una maleta. Y es que, como entre vuelo y vuelo (la escala en Pekin era de hora y 20 minutos exactamente) no les daba tiempo a meter todas las maletas de un avión a otro y se dejaban unas cuantas en Pekin. Lo bueno es que fueron eficientes y nos trajeron la maleta al día siguiente a casa.

Nosotros volamos con AirChina que dentro de lo que cabe es bastante barata. Para mi sería como una especie de Ryanair internacional. Las azafatas también van pasando casi todo el tiempo, pero hablando en chino. Y como todas las compañías, tiene cosas buenas y cosas malas.

Las malas, no hay mucho espacio para moverte y la comida no es super buena. Es una mezcla entre comida china y occidental. No está super buena pero por lo menos te dan opciones para elegir.

Lo bueno, tienes tu mantita y tu almohada para dormir (te aconsejo llevarte antifaz para tapar bien la luz y tapones para los oidos). Tienes una tele pequeña en el asiento para ver pelis en inglés, francés o chino. También puedes escuchar música o jugar (pero no supe como funcionaba lo de los juegos).

Ahora nos espera la vuelta. ¡¡Esperemos que se nos haga más corta!!


1 comentario

¿Una partida a ping pong?

Imagen

 

 

Ayer fue una tarde muy entretenida. Fuimos a jugar a badminton y ping pong con unos chicos chinos.

Cuando llegamos al gimnasio de la universidad, todas las pistas de badminton estaban llenas. Eso no te lo encuentras en España ni de casualidad, un sábado por la tarde la gente no va al gimnasio de la universidad ni aunque le paguen. Pero en China el deporte es muy importante, invierten mucho dinero en formar a los mejores y hay unos 3.000 colegios deportivos formando a atletas. En los juegos olimpicos de Pekín quedaron los primeros en el medallero y los segundos en los juegos de Londres. Además, cada 4 años se celebran los Juegos Asiáticos que son más o menos como los Juegos Olímpicos, aunque los Asiáticos incluyen más deportes como el buceo o el ajedrez. Y tienen por supuesto el ping pong.

En China casi 100 millones de personas juegan a ping pong y es considerado el deporte nacional.Aquí juega todo el mundo, grandes y pequeños, chicos y chicas. Las personas mayores lo ven como una forma de mantener los reflejos y para muchos niños es como el fútbol en Brasil, podría ser una forma de ganarse la vida. Se juega tanto que ha servido en encuentros diplomáticos. Michelle Obama jugó a ping pong en su última visita a China.

Y el ping pong ha influido también en la historia política de China, se conoce como la diplomacia del ping pong. En los años 70, en plena guerra fría, China crecía económicamente y aunque es un país comunista, quería acercarse a los Estados Unidos. Y fue el ping pong el que ayudó a empezar las relaciones. Esta historia empezó en Japón, en un encuentro entre un jugador de ping pong chino y uno estadounidense durante un campeonato. Este último había perdido el autobús de su equipo para volver a la villa deportiva después de los entrenamientos y el chino le hizo señas para que subiese a su autobús. Cuando llegaron a la villa había periodistas y fotógrafos esperándoles porque era algo impensable. ¡Un chino y un norteamericano! Días más tarde le preguntaron si le gustaría ir a China y el jugador americano dijo que sí. Meses más tarde varios jugadores norteamericanos fueron invitados a China y fue el inicio de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y China.

Asi que…¿quién sabe a dónde te puede llevar una partida?  Nosotros ayer no nos jugábamos nada, sólo jugamos por diversión y sin contar los puntos, pero la próxima vez ¿quién sabe lo que puede pasar?